Inicio y Bendición * Biografía * Cronología * Casa Sollievo della Sofferenza * Los Estigmas * Su Espiritualidad * Galería de Fotos * Testimonios * Confesiones * Oraciones * Pietrelcina * Lo escrito sobre Padre Pío * Grupos de Oración * Santo Rosario  * Ultima Misa y Muerte * Fenómenos Sobrenaturales y  Carismas Extraordinarios * Presencia de Padre Pío en México  * Beatificación  y Canonización * Obras Colaterales * Publicaciones y Suscripciones * Agradecimientos y Bibliografía

LAS CONFESIONES 

“Confesaba de la mañana a la noche”

 

El Padre Pío, desde su llegada a San Giovanni Rotondo en 1916, dedicó la mayor parte de su tiempo y sus mejores energías al ministerio de la Confesión. Se le ha llamado con razón “El Padre que confiesa”, “Mártir de la confesión “….

Llegó a estar hasta 15 o más horas diarias en el confesionario, algo inexplicable en un hombre afectado por enfermedades misteriosas, consumido por continuos achaques, que perdía sangre de continuo por las heridas de sus “llagas” y que se alimentaba con un poco de legumbres al mediodía y un poco de sopa a la noche.

Desde el principio, y mucho más desde que las “llagas” se hicieron visibles en su cuerpo, las gentes llegaban de todas partes para confesarse con él. En el convento de los Capuchinos había otros sacerdotes, pero al que buscaban los peregrinos era al Padre Pío y con tal de confesarse con él, esperaban contentos hasta 15 o mas días en San Giovanni Rotondo.

Si el trabajo era abrumador: “con ya diez y nueve horas las que llevo sujeto al trabajo. Un esfuerzo superior a mis fuerzas, al que estoy haciendo frente como puedo, sin un momento siquiera de descanso,” fueron  mucho mas dolorosos los dos años, de junio 1931 a julio 1933, en los que quedó recluido entre las cuatro paredes del convento. Se sentía “devorado por el amor a Dios y el amor por el prójimo”, que le impulsaban “a liberar a mis hermanos de los lazos de Satanás” y a “dar la vida por los pecadores y hacerles participar después de la vida del Resucitado” para poner fin así a la “ingratitud de los hombres  para con Dios, nuestro Sumo Bienhechor”.

Al administrar el Sacramento de la confesión, el Padre Pío usaba todos los medios a su alcance para arrancar a sus penitentes del pecado e inducirlos a Dios; también los dones especiales de profecía y de penetración de las conciencias que le permitían - y lo hacía a veces- adelantarse a enumerar los pecados que debía confesar el penitente, sin excluir cuando era necesario, la corrección severa, el rechazo e incluso el negar la absolución. Pero, luego, debía comprar esas almas y conseguir que todas volvieran arrepentidas en busca del perdón. Escuchemos estas palabras dichas a un sacerdote inglés:”¡si supieras cuanto cuesta un alma! ¡Las almas se compran a muy caro precio!” “Ustedes no saben lo que le costaron a Jesús”! “Ahora y siempre hay que pagarlo con la misma moneda. Y a su Director espiritual  escribió: “Cuántas veces, por no decir siempre, me toca decirle a Dios juez, junto con Moisés: “Perdona a este pueblo o bórrame del libro de la vida”.

 La historia de  Padre Pío está llena de grandes conversiones: ateos, masones, libertinos, marxistas, asesinos, impostores. El Padre Pío se especializó particularmente en casos graves, siempre con fortaleza y ternura:

“-Padre, yo no creo en Dios”, le dijo uno de tantos.

–Pero hijo mío, Dios sí cree en ti y te ama

De esta forma derribaba a los soberbios para reconciliarlos con el Padre de las misericordias.

El Padre Pío era duro y severo especialmente con los penitentes curiosos, fingidos o hipócritas. Era inflexible con los pecados contra la vida, los pecados de la blasfemia y la trasgresión del precepto festivo. No era raro que cerrara la ventanilla del confesionario en las narices de los penitentes o le gritara: “Fuera… fuera de aquí desgraciado”.

 

Inicio y Bendición * Biografía * Cronología * Casa Sollievo della Sofferenza * Los Estigmas * Su Espiritualidad * Galería de Fotos * Testimonios * Confesiones * Oraciones * Pietrelcina * Lo escrito sobre Padre Pío * Grupos de Oración * Santo Rosario  * Ultima Misa y Muerte * Fenómenos Sobrenaturales y  Carismas Extraordinarios * Presencia de Padre Pío en México  * Beatificación  y Canonización * Obras Colaterales * Publicaciones y Suscripciones * Agradecimientos y Bibliografía